Marco Antonio Rufo, un amigo de Campuzano

Ya lo hizo en la edición pasada y su intención es la de repetir el próximo 19 de noviembre por las calles de Mairena del Alcor para sumarse así al homenaje que cada año se le rinde a Miguel Ángel Gómez Campuzano, con quien compartió muchos momentos gracias al atletismo y de quien tiene alguna que otra anécdota que ha querido compartir en El Banquillo de Doce TV.

Es Marco Antonio Rufo, uno de esos corredores sevillanos que allá por los 90 del pasado siglo se codeó con atletas como Fermín Cacho e Isaac Viciosa, entre otros, y que por culpa de una lesión en el tendón de Aquiíles se quedó a las puertas de ser olímpico en Barcelona 1992.

Ahora disfruta del atletismo, su gran pasión, desde un nivel más popular y acaba de unirse al proyecto del club Miguel Ángel Gómez Campuzano. A diario trabajo con un centenar de alumnos en su escuela de Palomares y tiene previsto a corto plazo convertirse en maratoniano.

Compartir