Lo que algún día tenía que ocurrir (2-2)

Lo venía avisando Ángel Domínguez jornadas atrás y acabó ocurriendo ante el Lora. El Mairena no supo o no pudo cerrar su partido y dejó escapar en el descuento una victoria que lo hubiera colocado a tres puntos del primer puesto, y, por ende, del ascenso.

Tras una primera fase equilibrada y sin apenas acercamientos, el partido entró en un estado vertiginoso y tras una serie de avisos por parte de los locales, Lucas peina un balón aéreo y deja sólo dentro del área a Paquito ‘Koski’, que bate por bajo al guardameta loreño. Unos buenos minutos de los albinegros que se vieron truncados por una falta de entendimiento atrás entre Bruno y Marmesat que supuso el tanto del empate para el Lora.
Pero supo reponerse el Mairena a este golpe y casi en la última jugada del primer acto, Lucas recibe dentro del área un centro de Severo y consigue anotar tras un fantástico control de pecho con el que consigue quedarse solo ante puerta.

Tras el descanso, lo que ya muchas veces se ha visto por el San Bartolomé. Un Mairena en ventaja pero que no supo, o no pudo, cerrar el partido. Y el que avisa no es traidor. Si en jornadas atrás las envestidas del rival en los últimos minutos fueron simples avisos, esta vez el Lora, en el minuto 50 de partido, y tras un saque de falta, restablecería de nuevo la igualada y dejaba al Mairena sin la que hubiera sido su sexta victoria consecutiva en liga.
Todo sigue igual respecto al líder porque en el derbi moronense también hubo tablas. Siguiente parada, Los Palacios, otro duelo de altura entre dos aspirantes.

FICHA DEL PARTIDO

Compartir