Triunfo de peso por dónde y cómo ha sido (2-3)

De nuevo hubo acento visueño en el once inicial ante el Isla Cristina. Imagen: Carlos Carrión.

Un buen comienzo, con dos goles, y un mejor final, con un tanto de Baraja, dan una victoria de prestigio al UP Viso en Isla Cristina.

Por fin ha llegado ese triunfo necesario para este UP Viso y esperado para sus aficionados. En Isla Cristina, que no es un escenario cualquiera, y ante un rival que, pese a ser un recién ascendido, tiene su postín y que como local aún no había perdido esta temporada.

El UP Viso lo ha conseguido gracias a un fulminante comienzo, con dos goles en diez minutos, y un final en el que lejos de arrugarse, con el partido ya empatado a dos y con el Isla Cristina empujando lo suyo, tiró de competitividad y de oficio hasta encontrar el gol de la victoria, anotado por Baraja, que se estrena así como goleador visueño.

El partido se puso pronto muy de cara para los de Javi Rojas, que hicieron unos primeros veinte minutos de muy buen fútbol, con jugadas rápidas y combinadas, que tuvieron como resultado un 0-2 en el marcador en diez minutos. En el primer tanto, Quesada le roba el balón a un defensa y asiste a Salvat para que el visueño anote a placer. En la jugada siguiente es ‘Sombri’, buen partido el suyo, el que la pone dentro del área para que Migue defina con bastante clase.

En nada este UP Viso tenía encarrilado un triunfo que pudo sellar poco después si Quesada acierta a definir dentro del área. Ese inicio en tromba fue dando paso a un partido más equilibrado. El Isla Cristina despertó y empezó a llegar al área rival por la vía rápida, con un juego directo que hizo sudar mucho a la defensa visueña, que no anduvo atenta en un saque de falta que dio paso al 1-2, anotado por Sebas con un lanzamiento a placer dentro del área.

Tras el descanso pasaron muchas cosas. El conjunto isleño apretó, no con ocasiones tan claras, pero sí con acercamientos que, esta vez sí, supo resolver con seguridad Álex ‘Melli’, quien también completó un buen partido. Pero llegó una jugada aislada en la que Diego acabó cometiendo un penalti que supuso el empate a dos en el partido tras anotar Nicolás desde los once metros. Adivinó su intención el cancerbero visueño, pero no llegó pese a su estirada.

Con el partido empatado comenzaba el capítulo final, que tuvo como preámbulo dos expulsiones por doble amarilla, una para cada equipo, perdiendo el UP Viso a Noé. En ese tramo final el equipo fue de verdad, no se arrugó, compitió a un muy buen nivel y encontró el gol de la recompensa, anotado por Baraja. De ahí al final, incluso pudo ampliar distancias, pero ni Baraja ni Lucena supieron resolver a la contra.

Triunfo de peso ante un rival de postín para un UP Viso que, con 17 puntos, toma oxigeno en la tabla. El último partido del año será en casa ante el Chiclana Industrial, otro rival directo por el descenso.

FICHA DEL PARTIDO

Compartir