Contra viento y marea (1-0)

La Barrera saca adelante un difícil partido ante el Marchena, más por el contexto climatológico que por el rival.

Un miércoles por la noche con frío, mucho viento y, en ocasiones, agua. Bajo ese contexto La Barrera sacó adelante su partido ante el Marchena, un rival necesitado pero que apenas generó peligro, a excepción de algunas jugadas a balón parado y, otras, en las que la incertidumbre la puso la ventolera que acompañó durante todo el encuentro.

La Barrera volvió a sufrir hasta el final por su falta de pegada. En la primera mitad no es que hubiera mucha presencia en las áreas. El conjunto marchenero, a la contra, generó cierto peligro, pero eran más sensaciones que realidad. El equipo de Andrés Castellano no tuvo fluidez en ataque, aunque manejaba la batuta del encuentro.

Todo cambió en la primera jugada del segundo acto. Tras un córner botado por Gómez, Antoñito estuvo cerca de hacer gol con un remate de cabeza que despejó in extremis el portero Javi. La jugada continuó y desde la frontal del área, Andrés no se lo pensó y su lanzamiento, entre que dio en un contrario y el balón botó justo en el área pequeña, se acabó colando en la portería de Javi, que poco pudo hacer a la segunda.

La Barrera había conseguido lo más difícil, ponerse por delante. El guion entonces cambió y el Marchena se fue con todo arriba en busca de la igualada. La incertidumbre hasta el final fue más bien por lo apretado del marcador que por los ataques del rival, que fueron escasos. Y el bloque barrerista que no supo apuntillar al rival a la contra. La más clara la tuvo Joel en un mano a mano que no supo definir.

Pero el triunfo se quedó en casa y La Barrera, momentáneamente, asalta la segunda plaza, aunque con un partido más que sus rivales, que tienen todavía que jugar la jornada aplazada por el temporal. Ahora toca viajar a El Rubio, rival directo por la segunda plaza.

FICHA DEL PARTIDO

Compartir