De los lamentos al éxtasis (2-1)

Los jugadores de La Barrera se lamentan tras el penalti fallado ante el Camas. Imagen: Carlos Carrión.

La Barrera supera al Camas con un gol sobre la bocina de Joel. Además, el Osuna pierde en Marchena y el ascenso se pone a cinco puntos.

Para seguir aspirando a la segunda plaza, no quedaba otra que ganar, sí o sí, al Camas. Y La Barrera lo hizo (2-1). Con mucho sufrimiento porque el tanto del triunfo llegó en el minuto 90, pero con el orgullo y la satisfacción de haber remontado un 0-1 adverso (anotó Rioja para el conjunto camero al poco de comenzar el partido) y de sobreponerse con fe a la maldita pegada que padece este equipo.

Porque todo apuntaba a otro partido de lamentos. Había motivos para ello. Más tras el descanso, ya que en el primer acto fue mejor el Camas, que hizo valer su enorme pegada. Es la ventaja de contar con un delantero como Rioja. Hizo un gol y dio un palo. Pero todo cambió en el segundo tiempo.

Entonces, La Barrera se adueñó del partido, ayudado, en parte, por el tempranero gol de Jonay, que servía para restablecer la igualada. El equipo se creció. El público, también. Y la cosa empezó a fluir. El portero Isaac, debutante para la ocasión, dando seguridad a su defensa, Gómez haciendo jugar, arriba la presión siendo de mucha intensidad y Monanche desbordando siempre por su banda. Pero el gol de la remontada se resistía.

Lo pudo hacer Miguel Peña desde los once metros. Pero el capitán barrerista no supo materializar el penalti. Segundo consecutivo que falla. Para colmo, en el rechace de su lanzamiento, Pepe Bustos la mandaba fuera con toda la portería para él. Pero si el gol no es una de las virtudes de este equipo, la valentía y la fe sí que lo son. No se acható pese al error en el penalti. Al contrario, siguió creyendo en la victoria y, por lo tanto, las ocasiones siguieron sucediéndose. Antoñito tuvo otra a merced, pero tampoco. Mientras tanto, el Camas a la contra pudo apuntillar el partido. Pero no lo hizo.

Y así, en un partido que engrandece la categoría y con el equipo de ‘Rarra’ volcado en ataque, llegó el minuto 90 y la jugada que lo cambió todo. Joel conseguía  un gol que desataba la locura en el banquillo barrerista y también en la grada. Un gol que permite que las cuentas, con cuatro jornadas todavía por delante, sigan saliendo. Además, el Osuna, segundo en la tabla, perdió en Marchena y queda a cinco puntos, que pueden ser dos si La Barrera en capaz de superar al bloque ursaonense en la siguiente jornada.

Porque después del descanso por la Feria de Sevilla, hay un Osuna-La Barrera. Entre medio sigue el Camas, que queda a cuatro puntos de La Barrera y que recibirá a El Rubio. Sigue siendo difícil, pero posible.

FICHA DEL PARTIDO

Compartir