Fiesta final en el San Bartolomé con el Torreblanca como invitado de honor (1-1)

El Mairena iguala a uno ante el Morón y permite al Torreblanca proclamarse campeón de liga y nuevo equipo de la División de Honor. 

Pues resulta que el Torreblanca CF ha celebrado su histórico ascenso a División de Honor sobre el césped del San Bartolomé y sin que tuviera que jugar su partido correspondiente en Mairena del Alcor. Así de bonito es el fútbol.

Tras el empate sin goles que cosechó el conjunto torrealbense en Bellavista el jueves por la noche, una victoria mairenera o un empate ante la UD Morón le daría matemáticamente el primer puesto al conjunto sevillano. Por lo que este viernes hubo una emigración masiva desde Torreblanca hasta el San Bartolomé. Y como el encuentro acabó igualado a uno, pues hubo celebración por todo lo alto de un histórico campeonato para este equipo de barrio.

El Mairena también tenía su particular fiesta. Tocaba despedir a Ángel Domínguez, quien por última vez se sentaba en el banquillo del San Bartolomé. Una causa que justificaba que el equipo diera el do de pecho, lo que provocó cierto malestar en la UD Morón, que se jugaba la vida.

Bajo este contexto, se presenció un encuentro intenso, especialmente en su segunda mitad. Fue entonces cuando Paquito ‘Koski’ puso por delante al Mairena y, poco después, Molina nivelaba la contienda para el bloque moronense. De ahí al final, ya se pueden imaginar. El conjunto visitante volcado en busca del gol que le mantuviera con opciones de ascenso, mientras que a la contra, el Mairena rozaba la victoria.

Al final, reparto de puntos y fiesta final sobre el césped del San Bartolomé. El Torreblanca CF para festejar su alirón y el Mairena para despedir a un técnico de la casa. Un adiós que será definitivo a finales de mayo con el último partido de liga en casa del Villafranco. De ganar, el Mairena acabaría el curso con 50 puntos, uno más que la temporada anterior.

FICHA DEL PARTIDO

Compartir