La emotiva entrada en meta de José Ramón Benítez

Jesús y José Ramón Benítez.

La Bastilippo deja tantas historias como corredores participan. Hasta 331 cruzaron línea de meta. Si especial fue la llegada compartida de Manuel Jesús Burgos y Juan Manuel García Riaza, más lo fue todavía la que protagonizaron los hermanos Benítez Cruz.

Porque con ello José Ramón, el mayor, volvió a demostrar que todo es posible, que no hay barreras en esta vida si se pone en ello todo el empeño, el esfuerzo y el amor necesario. Y de ello anda sobrado desde que este visueño sufriera un grave accidente de circulación.
Este domingo, 20 de mayo de 2018, once años después de aquel fatídico día, volvió a superarse. Se vistió de atleta, se sintió deportista y fue capaz de completar los 8.500 metros del recorrido, acompañado en todo momento de su hermano, Jesús Benítez. Ambos se fundaron en un emotivo abrazo cuando alcanzaron meta. Y se llevaron el mejor de los reconocimientos del público. Porque son los otros campeones de esta Bastilippo.

“Ha sido un reto, es la primera carrera que hago después de once años, no sé correr todavía, pero me he calentado y gracias a mi hermano he podido terminarla. No corría hasta hace cosa de seis meses y plantearme la idea ya de por sí era osado y atrevido, pero le he echado ‘cojones’ y la he completado”, detalla con rostro emotivo.

Compartir