El Carmonense, de momento, se queda sin la Segunda B (6-1)

Equipo del Futuro Carmonense.

Melilla le da la vuelta a la eliminatoria tras ganar por 6-4 en el segundo de los partidos, pero el conjunto de Carmona ha impugnado el encuentro de ida por alineación indebida de su rival. Se está a la espera del fallo del juez.

La eliminatoria entre el Liveston Melilla y el Futuro Carmonense aún no ha terminado. Cierto es que este domingo se ha jugado el encuentro de vuelta, con el marcador de 6-1 para Melilla, que ha desnivelado la ventaja de dos goles que el conjunto de Carmona llevaba del encuentro de ida. Partido de ida, precisamente, que está en el aire pese a que lo ganó 6-4 el equipo de Servando Baladrón, ya que el Futuro Carmonense, aun ganando, impugnó el encuentro por alineación indebida de su rival.

Por todo ello, la semana ha sido intensa y como no ha habido tiempo material para el fallo del juez de la competición, que todo indica que será favorable a los intereses carmonenses, el partido de vuelta se ha tenido que jugar este domingo y con el ambiente ciertamente crispado en Melilla.

Algo que ha jugado en contra del bloque carmonense, que pese a ello, llegó al descanso con ventaja en la eliminatoria tras el 2-1 momentáneo. Pero tras la reanudación, dos goles seguidos para Melilla lo cambiaron todo, con un 4-1 que ya no beneficiaba. En los minutos finales, se jugó con portero jugador, pero el marcador siguió inflándose a favor de Melilla, que en la pista, de momento, ha conseguido el ascenso a la Segunda B.

De todos modos, habrá que esperar a la resolución del juez de competición sobre esa posible alineación indebida en el encuentro de ida. Por lo que queda un ‘tercer’ partido que acabará decidiendo esta eliminatoria de ascenso a la categoría de bronce del fútbol sala.

Compartir