Miguel Peña, ahora sí, deja el fútbol federado

Peña celebra un gol en el campo de la Rociera. Tino Rocha

A sus 35 años, cuelga las botas uno de los jugadores más importantes en la historia de La Barrera. 

Un 20 de marzo de 2016, Domingo de Ramos, Miguel Peña anotaba los dos goles del triunfo de La Barrera ante la UD Morón (2-1). El de la jornada 28 de la entonces Primera Andaluza biprovincial no era un partido cualquiera para el capitán barrerista, ya que se despedía como jugador federado. O esa era, al menos, su intención. Por eso, tanto su club como el fútbol sevillano le rindieron el homenaje que su trayectoria merece, y él se fue anotando aquel curso 16 goles en 23 partidos, lo que le convertía en el defensa más goleador de toda Sevilla.

Pero las circunstancias obligaron a Miguel Peña a tomar la decisión de volver a vestirse de corto por el Jozabeb Sánchez. La temporada siguiente, la 2016-2017, fue muy difícil para La Barrera y el veterano jugador mairenero regresó para ayudar con su experiencia a la permanencia del equipo en la otrora Preferente. Pese a llegar con el curso ya empezado, jugó 24 partidos y anotó cuatro goles. El objetivo de la salvación no pudo conseguirse y por eso, él y otros tantos veteranos que sienten el verde de La Barrera, decidieron completar otra temporada más para intentar devolver al club a la categoría perdida.

Y así se llegó a este último ejercicio, en el que, nuevamente, Miguel Peña ha sido un jugador importante dentro y fuera del terreno de juego. Ha actuado mayoritariamente en la defensa, pero no ha sido óbice para que, con sus 10 goles, haya sido el máximo artillero del equipo.

Ahora, a sus 35, años, sí que lo deja definitivamente, poniendo así fin a una etapa como barrerista que se inició en 2007, cuando recibió una llamada de Andrés Castellano ‘Rarra’ cuando ejercía como profesor en Cádiz y tras una etapa anterior el CD Mairena y un paso efímero por el Paradas. Desde entonces, y hasta ahora, Miguel Peña ha sido el gran capitán de La Barrera.

Compartir