Exitosa segunda edición del ‘Mushing Ciudad de Alcalá’

El entorno natural de Oromana acogió este domingo la segunda edición del ‘Mushing Ciudad de Alcalá Canicross-Bikejoring-Scooter-Carros’, modalidades del Mushing, puntuable para el Circuito Regional Andaluz. Por su amplio entorno natural, caminos y senderos, Alcalá ofrece grandes posibilidades para la práctica de este deporte, y por su belleza, fácil acceso y amplitud, es un lugar idóneo para estos eventos que contribuyen asimismo a promocionar la privilegiada ubicación natural de Alcalá y todo su entorno histórico-cultural.Este deporte proviene del tradicional transporte mediante tiros de perros en nieve aunque adaptado a la tierra, y contempla un binomio humano-perro que corren bajo premisas de conexión y protección hacia el animal y respeto por la naturaleza.

Perteneciente al Circuito Andaluz de Mushing y puntuable para la Copa de Andalucía de la Federación Andaluza de Deportes de Invierno (FADI Andalucía), la prueba está organizada por el Club Dunhuellas Mushing y la Asociación Andalucía Mushing con la colaboración municipal. El II Mushing Ciudad de Alcalá se ha celebrado en la zona denominada “Cuesta Maestre”, con un circuito de 4,5 km divertido, amplio y rápido donde los Mushers y sus perros han podido disfrutar de un magnífico día. Asimismo contó con una prueba de 1.5km para menores de edad que contribuye a promocionar el amor por este deporte.

El evento daba comienzo a las 07:30 horas con los controles veterinarios y de materiales obligatorios y la primera salida fue a las 8:30 horas, extendiéndose el evento hasta las 12 horas de la mañana y dando paso a una jornada de convivencia entre alcalareños y visitantes. El contacto con la naturaleza y el amor hacia los perros son las bases del Mushing, un deporte que gana adeptos cada año en España y en Andalucía. Además de la competición, estas citas sirven para, en primer lugar, disfrutar con los perros, y además, difundir estas prácticas y darlas a conocer a cuanta más gente mejor, fomentando la vida saludable y la responsabilidad social hacia los perros y hacia el entorno natural. Un buen musher ha de velar por el bienestar de sus perros, practicando un deporte de equipo donde el esfuerzo conjunto y la complicidad y vínculo entre los mushers y los animales es fundamental.